29.1.16

Queques de chocolate y Maizena con crema y frutillas







En casa todos somos amantes de los queques…si, si claro, panqueques.
Oli es la primera en la lista de fanáticos y está acostumbrada a comerlos recién hechos, tibios y solo con algo de azúcar por encima…es lo único que adora desayunar, es lo único que come por la mañana y en otro caso preferiría morir de hambre. Esto implica y quiere decir, que debo levantarme media hora antes cada día para que mi pequeña coma sus amados panqueques recién hechos. Como todos saben, una mamá no esta satisfecha si el niño o niña no come, por lo tanto, aunque debiera hacer los panqueques mientras hago la vertical, lo haría con tal de que ella saliera de casa con la panza llena. 
Además también debo decir, porque no todo es tan fácil como parece ni todo es un lecho de rosas, que es lo único que come libre de gluten sin advertirlo y poner cara de “maaaa… es sin tacc!” su paladar detecta la falta de gluten, esto significa que con los panqueques cocino una sola comida y no dos…bien por mi.
Otra súper ventaja de los panqueques, es que si preparan esta versión de choco con crema y frutillas, es la forma mas rápida de saciar un furtivo antojo de torta de crema y frutillas en mitad de una tarde sin tener que pasar por todo el proceso de elaboración y tiempo de espera que demanda una torta de tales características…10 minutos para los panqueques, unos 5 para batir la crema y otros 5 para cortar las frutillas y montar el postre…siendo súper generosa con los tiempos, claro.
Y como si todo esto fuera poco, en algún momento no sé porque, comencé a agregarle algo de @Maizena_ar a la histórica receta que preparo desde que tengo uso de razón,  hasta que llegué a la mágica proporción de mitad harina/mitad maizena…el equilibrio perfecto entre ligero, esponjoso y flexible, las cualidades perfectas para el mejor panqueque!
Nada mas puedo decir de mi receta de panqueques que ya no les haya dicho…solo, no pueden dejar de probarlos! Disfrútenlos!

Feliz viernes para todos!

25.1.16

Dia de Campo - Pantufla de Frutas Gluten Free

















Estamos en pleno verano, mucho calor y solo pensamos en una cosa "playa"...pero que bien sienta un día de campo. La brisa fresca, el sol algo mas tibio por las sombras perfectas de los arboles, el sonido de los álamos agitados por el viento.
Algún tiempo atrás disfrutamos de un día al aire libre con buenos amigos, y puedo decirles que la sensación de estar cerca de la naturaleza, colmó mi alma de paz y felicidad, y ver cuanto lo disfrutó Oli contribuyó mucho en eso...maravillada con todo cuanto veía a su alrededor...extasiada.
Esta salida también me ayudó a tomar conciencia de las dimensiones de nuestro maravilloso país, de sus llanuras interminables, de los campos extensos colmados de pasto verde para criar los mas bellos e increíbles animales. Creo que, si con tan solo chasquear los dedos, pudiera trasladar nuestras vidas al campo, lo haría sin mas. 
Sin mencionar que mi corazón quedo prendado del muchachito de pestañas largas que me miraba intrigado en medio del polvo...y ni que decir del zarco mas bello que he visto... los dos se robaron mi corazón, y no tengo remedio.

La receta, muy simple... casi demasiado, tanto que tengo que recordar cuanto puse de cada cosa para poder redactarla...una pantufla de frutas o tarta rustica de frutas. La verdad es que tenía algunas cerezas, un puñado de frutillas, dos duraznos y una ciruela bien madura, nada premeditado, es solo lo que había. Obviamente fue libre de gluten para poder compartir con todos y que todos disfrutaran por igual. Yo la cocine a las brasas, pero la receta está redactada para horno tradicional.

Feliz semana queridos amigos.